Aplicaciones: Guía para no ser víctima en las redes sociales y sitios web

El uso adecuado de contraseñas es básico para evitar sufrir robo de información personal y financiera.

Revista DEVACACIONES

Octubre 2019

Las redes sociales se han vuelto parte fundamental de nuestras vidas, pero no solo son un medio de expresión y comunicación para personas y empresas, sino una herramienta para que estafadores y hackers elijan a sus víctimas.

Plataformas sociales como Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, YouTube y otras ofrecen entretenimiento, conexión constante y hasta oportunidades de negocios. Pero estas redes esconden peligros, por eso te proporcionaremos algunos consejos para minimizar los riesgos:

1. Protege tus cuentas con una contraseña segura. Los expertos indican que tus passwords deben ser de 8 caracteres o más, incluir mayúsculas, números y algún carácter especial. Para ayudarte a recordar y también a evitar plagios, te recomendamos que pienses en una frase que no se te vaya a olvidar. Por ejemplo, si te graduaste en Quito puedes usar “ingenieroquito”. Al agregarle más características de seguridad podría ser: InGenieRoquiTO@2019.

2. Sé selectivo con tus “amistades”. Establece reglas para aceptar solicitudes de amistad de desconocidos. Recuerda que todo aquel que tiene acceso a tu perfil, tiene acceso a la información personal que compartes en él. Si lo que quieres es tener un perfil con muchos seguidores, crea uno especial para ese fin (público), y deja otro para la vida personal y familiar (privado).

3. Ten cuidado dónde ingresas. Una manera de garantizar la seguridad en el uso de las redes sociales es fijarte que la URL del navegador comience con “https://”. Cuando ingresas a websites cuya dirección inicia con http://, son sitios no seguros, que podrían estar diseñados para “ver” o “escuchar” tu información, sobre todo si se trata de un sitio de compras online en el que te puedan grabar tus datos financieros. Esto es muy común cuando sueles conectarte en redes de WiFi públicas. Por ello, si te fijas bien en la URL y esta empieza por “https://”, sabrás que la comunicación viaja encriptada y es más difícil de descifrar.

Algunos navegadores, para facilitarte la vida, te dan la opción de guardar y recordar las contraseñas que vas utilizando en tus cuentas digitales. Si el computador o el celular no es tuyo, no quieres que nada se guarde, por lo que introduce la contraseña manualmente cada vez que quieras acceder. Además, usa la navegación en incógnito siempre que puedas: la conexión en incógnito te permite navegar por Internet sin dejar huella.

4. Mantente informado sobre los tipos de estafas. Es vital hoy en día manejar toda la información posible sobre las nuevas modalidades de estafas online, para no convertirnos en la próxima víctima. Nunca desestimes las opciones de seguridad que te ofrecen los dispositivos modernos y muchos sitios web seguros. Las formas más comunes de estafas o hackeo en línea son:

  • Phishing: es la forma de estafa mediante la cual se intenta adquirir información confidencial de manera fraudulenta (como tus contraseñas, información de tarjetas de crédito u otra información bancaria). El estafador, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación electrónica. Normalmente es un correo electrónico o algún sistema de mensajería instantánea o llamadas telefónicas.
  • Encuestas de satisfacción: son anuncios engañosos que surgen mientras navegas por redes sociales, donde te piden “hacer un test de personalidad” o “Encuestas de satisfacción”. Generalmente te piden el número de tu teléfono celular para incluirte en una lista de envío de información “gratis”.
  • Ofertas falsas. La más habitual es la de ofertas de empleos, en las que te indican que te darán un adelanto de salario para sacarte la información de tu cuenta bancaria.
  • Pharming. Es una variante del Phising. Los timadores buscan debilidades en sitios web auténticos para redireccionar las visitas hacia sus propios sitios web, desde la que obtienen la información de la víctima. Así que pueden clonar webs de bancos, redes sociales o algún proveedor que use datos personales de los clientes.

 

La fortaleza de Samsung

Todos los dispositivos Samsung Galaxy cuentan con Samsung Knox, el sistema de seguridad que te permite guardar tus documentos e información personal de forma segura. Knox es una herramienta perfecta para proteger ciertas carpetas y archivos de otras personas que podrían tener acceso a su teléfono de vez en cuando, a través de Secure Folder.

A menos que la persona con el dispositivo conozca la contraseña, el acceso a cualquier aplicación dentro de Knox es imposible, una vez que sus datos estén ocultos. También puedes usar la aplicación Mis Archivos para proteger cualquier archivo o carpeta de las miradas indiscretas.

_____________________________________________________

Obtén más información en www.samsung.com/latin.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo Recomendado

[instagram-feed]