Principal: Salvadoreños se preparan para vivir el Día de la Cruz

La cruz de jiote y algunos elementos para su decoración, en la zona del mercado San Miguelito. / Fotos DEM 

Cada 3 de mayo el corazón de los salvadoreños se consolida en una expresión cultural llena de color y sincretismo religioso: el Día de la Cruz.

Desde la perspectiva católica, esta celebración honra a Jesús y a la cruz en la que dio su vida por la humanidad, así como al hallazgo de la cruz a cargo de Santa Elena; mientras que de la tradición indígena recoge un tributo a la madre tierra y al dios Xipe Tótec, para pedir lluvias que favorezcan las cosechas. Algunos creen que la celebración propicia que siempre llueva el 3 de mayo.

Alumnos del Instituto Francisco Menéndez (Inframen) elaboran altares y decoración para el Día de la Cruz cada año.

Aunque la tradición cada vez es menos vista en los hogares, en los últimos años ha cobrado protagonismo en escuelas, empresas y espacios públicos, en busca de reforzar la identidad salvadoreña con valores cristianos.

Una versión diferente de la cruz.

La cruz es adornada con un altar que incluye toda clase de frutas, verduras y flores de temporada, pero la mayoría se inclina especialmente por collares de coyoles, paternas, mangos, jocotes, mamomes, marañones, sandías y manojos de mandarina o naranja.

Según la tradición, la fruta no es solo decorativa, pues quienes deseen tomar alguna pueden hacerlo siempre y cuando se persignen ante ella en un acto solemne.

Los salvadoreños celebran alegres esta encantadora tradición. Aquí, un puesto de venta tradicional con productos para la celebración. 

Además, se elaboran cadenas, cortinas y nidos de chiltota en papel “de China” de colores, que hacen de la decoración todo un trabajo creativo.

Otro punto importante es que la cruz debe ser elaborada con ramas de “palo de jiote” y debe plantarse en la tierra, de manera que con la llegada de las lluvias, la rama sembrada volverá a retoñar, en símbolo de la resurrección de Jesús.

Una cruz en el centro de San Salvador, adornada con la técnica del papel picado (con papel de China o de seda).

Algunas veces también se agregan alfombras de aserrín bajo alguna temática cristiana o social, como se hace en algunas instituciones educativas.

Desde luego, la vox populli ha agregado algunos elementos lúdicos a lo largo de los años, como la amenaza de que el diablo llegará a bailar en calzoncillos, esa misma noche, a los patios y hogares donde no se coloque una cruz.

________________________________________________

¿Y tú? ¿Vas a colocar tu cruz de mayo?

El mejor lugar para conseguir todos los elementos del día de la Cruz es el mercado de tu localidad, pero especialmente en el mercado San Miguelito (San Salvador) y sus alrededores, encontrarás muchas opciones para dar vida a esta bonita tradición.




Una respuesta a “Salvadoreños se preparan para vivir el Día de la Cruz”

  1. […] Te gustará leer: “Salvadoreños se preparan para celebrar el Día de la Cruz“ […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo Recomendado

[instagram-feed]